martes, 18 de noviembre de 2014

El puto mundo al revés

La incompetencia y los incompetentes me sacan de quicio.

Y me jode que esa fama solo la tengan los funcionarios, que parece que son los únicos que se los tocan a dos manos, pero después de 15 años de vida laboral puedo decir que me he encontrado especímenes para los que, la Real Academía Española, aún no ha encontrado adjetivos.

Qué decepción tan grande cuando te pasas años estudiando, formándote, creciendo sobre los valores del trabajo, la constancia y la responsabilidad ( en casa tengo dos buenos maestros) y hala, te lanzas al mundo de los adultos, toda contenta, y tardas 0.0 en darte cuenta de la mierda tan gorda que es todo.

¿ Pero tan difícil es hacer las cosas bien? joder! ya se que desde fuera todo se ve mucho más claro y que se ve antes la paja en el ojo ajeno que en el propio pero, la mayoría de las veces, con un poco de interés y ganas, la historia cambiaría bastante.

Está más que comprobado que cuánto más tonto eres más lejos llegas.

Una lista interminable se me ocurre así, a bote pronto, de inútiles en puestos de responsabilidad  aunque un claro ejemplo, que todos conocemos y sufrimos,  pueda ser el, actual/anterior, presidente del gobierno y toda la panda de borregos que tiene alrededor que, desde luego, a mí me representan por el forro de los cojones.

Un tío que no sabe hablar inglés y, a duras penas, se le entiende cuando habla en su lengua natal, como mínimo, es para descojonarse aunque en el fondo sea para empezar a llorar y no parar.

Porque eso es grave pero no lo sería tanto si  luego, te toca ver el otro extremo y te enteras que para ser hamaquero, en verano, tienes que saber inglés, francés y alemán porque claro al turista hay que tratarlo de puta madre.

Esta situación es el reflejo que vivimos a nivel general y que, la inmensa mayoría, vive a nivel particular.

Y yo es que tengo la constante sensación de estar viviendo en el puto mundo al revés.

Dónde se premia al ladrón y se castiga al honesto, donde los puestos se ponen a dedo y lo de los méritos propios es un invento, donde las palmaditas en la espalda se las llevan los figurantes y lo peor de todo y lo que más miedo me da que, como dice Anselmo, es que esto se pega.

He descubierto que me gusta Maroon 5. Fan desde ya!










14 comentarios:

  1. Efectivamente, es una ley no escrita. Cuanto más inútil, más alto. Ten en cuenta que los inútiles necesitan de los hábiles, y, si lo eres, no ascenderás por dos motivos: Uno, los inútiles te temen y no quieren competencia en su incompetencia y dos, necesitan a alguien hábil detrás que les haga el trabajo que ellos deberían saber hacer y no hacen.

    Para toldero se necesitan idiomas, y para vender al público desde un mostrador, y si tienes 18 años con 20 de experiencia, mejor, y tal y como están las cosas si tienes dos carreras y un máster, el de toldero es tu puesto. Los otros van con enchufe y hay que hacer la rama eléctrica de la FP. Ojo, con todos los respetos a los buenos profesionales de la FP, que se necesitan. Era un chiste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes con lo de los motivos!! bsus!!

      Eliminar
  2. Este país es un puto desastre, yo me paso el día viendo incomperencias y lo que es peor veo incompetentes que se han ganado y se ganan el puesto a base de favores, chanchullos y demás menesteres. Que viven mejor que yo, siendo yo la que se come los marrones y no llega a fin de mes...
    Que menos que los miembros de este govierno sepan idiomas (dos: español e inglés) y tenga alguna carrera que tenga que ver con su puesto... Pero no!!! que si no, quien iba a estar en el chiringuito sirviéndose paella a los ingleses???
    Veo que somos unos cuantos los quemados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, lo sifrimos todos. Ánimo!!! muaksssssss

      Eliminar
  3. Yo solo te voy a resumir mi situación de esta mañana.

    Después de estar 10 meses esperando, fui al hospital a "operarme" de la muela del juicio. En primer lugar, se inventaron en la primera cita que me habían operado siendo MENTIRA. La propia recepcionista me cuenta que ahí figuro como operada, que lo piense bien. Como si sacarse una muela fuera como sonarse los mocos. Es decir, que perdí un tiempo precioso para nada. Cuando volví a llamar (con el consiguiente proceso de espera) me dan cita para hoy. Llamo y pregunto si tengo que llevar radiografías o algo parecido y me dicen que no, que lleve únicamente mi exclusiva presencia.

    Llego a un hospital que apenas empieza a funcionar, donde es una locura moverte porque escasean los carteles y los pobres informadores están que no dan a más, llego a la consulta y el buen doctor me pregunta que si he traído la radiografía. Le cuento todo el tomate y me dice que me han dicho lo mismo que a los otros 8 inocentes que van delante de mi, por lo cuál no me operan hoy.

    Bajo al piso de abajo a pedir que me hagan la ortopanto y ¡Sorpresa! Solo tardo 48 minutos de reloj en que una amable dama, que no tiene ni puta idea de manejar el nuevo sistema informático de ultimísima generación que solo nos ha costado unos pocos montones de millones y tarda un mundo en decirnos la puta puerta que nos toca para la placa. No sé si además de leerse el historial de cabo a rabo apunta de algún dato de su interés. Si lo hace, le sobra tiempo aun así.

    Me hacen la prueba y allá vuelto a subir echando humo por las orejas. Para al final, volver al señor doctor que, vista la situación y tras ver la complicación de la misma, me hace firmar un consentimiento donde me dice que me puede quedar el labio como el de la madre del rey Juancar y que me pase por ahí en 8 meses aproximadamente.

    Total, que he perdido la puta mañana para NADA. Y así todo. Al menos que se pongan de acuerdo para hacernos dar menos vueltas y dar por saco lo menos posible.

    Ea, a gusto me he quedado. Qué asco da todo, por dios!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajajajaja me meo de la risa leyéndote! ya me perdonarás y espero que a estás horas ya estés más tranquila...es increíble pero cierto...así TODO! en fin..ánimo y suerte para esa operación...hoy voy yo también al dentista...ya te contaré. muacks!!!

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo.
    La desmotivación y la sensación de injusticia que siento cada día al levantarme para venir a esta oficina corroboran tus palabras...
    Jefes cobrando una pasta por hacer "nada" y administrativos y técnicos que lo hacen todo por dos duros... Y encima, con palabras que te hacen sentir responsable e incluso mal... Bueno, que intentan que te sientas así... Conmigo ya éso no vale.
    Un placer leerte, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se que no es consuelo pero piensa que no eres la única! Muakss

      Eliminar
  5. Jode mucho.
    Welcome to the real life. Ascoputo!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Has sido premiada, si quieres saber mas ...pásate por mi blog.
    Saludos!

    ResponderEliminar