viernes, 14 de noviembre de 2014

Por donde amargan los pepinos


Moll es de Cádiz.

Celebramos la no boda en los madriles con dos amigos suyos que también son de la Tacita de Plata y claro, entre tanto andaluz, allí estaba yo, catalana de nacimiento y maña de adopción, descojonada de la risa porque, otra cosa no sé, pero graciosos son un rato.

Yo siempre me he considerado una persona divertida, bueno matizo...noes que sea la alegría de la huerta pero he escuchado a mi madre decir, más de una vez,  que se nota un montón que ya no esté en casa, que les daba vida con mis historias y mis carjadas y, por ejemplo, Scarlett dice que, riéndome, soy agradecida porque cualquier tontería me da risa de la buena.

Pues teniendo este auto concepto, llegas a Madrid para no-casarte y mi no-padrino se pega todo el día diciendo que soy una rancia. Con su acento sería así : " illa, que cieza ere, to la grasia la tiene metía pa`dentro" ( chiquilla que siesa ( rancia) eres, toda la gracia la tienes metida para adentro).

Y una piensa: " claro cabrones, sois andaluces y el ser así, lo lleváis en la sangre desde que nacéis, nadie os puede hacer competencia porque sois los más salados".

Lo que nunca pensé, que después de pasar media vida veraneando en el sur  y con el 50% de mi familia andaluza ( mi madre es de Sevilla), que mis ojos llegaran a ver un gaditano con la gracia en el culo.Y lo han visto, sí.

Mi nuevo profesor de spinning.

El primer día creí que era sudamericano. Me costó pillarle el acento y como no se calló durante los 45 minutos, que dura la clase, pensé: " pufff que cansino el puto argentino" y al acabar, dijo: " hoy, os vais a acordar del gaditano, cabrón, que os ha hecho sudar".

Ya lo creo que me he acordé de él pero no por sudar sino por la mala leche que me puso para todo el día.

A ver, si me levanto temprano para ir a la clase de las 07:15 como mínimo, y por respeto a todos los que estamos allí, no te bajes de la bici tío y cállate un poco joder, con que nos des las directrices, 4 gritos de " vamos equipo" y pongas la música a toda hostia a mí me sobra.

Yo quería tener las piernas duras para hacer sentadillas encima de mi compañero de juegos  pero como esto siga así al spinning y al gaditano les van a dar por donde amargan los pepinos.




8 comentarios:

  1. Odio a los monitores que se bajan de la bici y a las personas que van de graciosas y no lo son. Si quieres matar a tu monitor gaditano, yo te ayudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te aviso Cé, la semana que viene el post se titulará: se ha escrito un crimen! Bsus

      Eliminar
  2. Eres la risa más agradecida que conozco!! Risa contagiosa y sincera donde las haya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía pero yo me río porque tu eres muy graciosa contando historias!!! Muaks

      Eliminar
  3. Dicen que los catalanes tenemos fama de sosos... pero como el gaditano, va a personas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no se puede generalizar y, precisamente, los catalanes de sosos no tenemos fama..más bien de agarraos, igual que los maños de cabezones o los gallegos de indefinidos pero como tú dices..va en las personas. bsus

      Eliminar
  4. Los tópicos son eso...tópicos. Yo conozco un "puñao" de andaluces sosos y gallegos, en cambio, que son la "risión" interminable. De todo tiene que haber en todas partes. Al gaditano del spinning es para cogerle miedo :D

    ResponderEliminar
  5. Sentadillas encima del compañero de juegos... *wink wink*

    ResponderEliminar