lunes, 31 de octubre de 2016

La zona donde la magia ocurre


Andaba yo sin inspiración para pasarme por aquí y escribir un poco.

Han pasado muchas cosas en este tiempo y es que parece ser que el mes de octubre, es el mes que llega a mi vida para ponérmela patas arriba pero esta vez va a ser ( o eso espero ) para algo mucho mejor.

Estos días han sido un caos de sentimientos, llenos de nervios, incertidumbre, dudas, alegría y tristeza. Cierro una etapa para empezar otra  y como me dice Scarlett sales de tu zona de confort y para llegar a la zona donde la magia ocurre, inevitablemente, tienes que pasar por la zona de pánico y es ahí donde he estado pasando unos días.

Este fin de semana tuvimos quedada cuatrimonial así que mi cabeza desconectó totalmente.

El cuatrimonio está formado por un matrimonio hetero, una bollera y una servidora. Somos poliamorosos y la cantidad de barbaridades que decimos no son aptas para oídos sensibles.

Nosotros nos entendemos y el sábado nos reímos mucho, entre otras cosas, recordando la relación de amor tan intensa que vive percebe ( la parte masculina del cuatrimonio) con su secador.

Resulta  que cada vez que entra al baño tiene que enchufar el aparatejo. Así, tal cual.

Porque dice que hay gente que se pone los cascos con música para relajarse y él necesita encender el secador para desestresarse.

Yo me parto imaginándome esa escena: llegar a casa después de un día de curro, problemas, nervios y meterte directo al baño, sentarte en el wc, agarrar el secador y darle al ON. Y es que cada uno llega a la zona donde la magia ocurre como le da gana.

Club y yo ya tenemos regalo para su cumpleaños este año.

12 comentarios:

  1. Jajajajaja, por favor, lo del secador es una pasada, jajajajaja, me parto. Si es que la realidad supera la ficción. Jaaajaaaaaaaaa.
    Besos y gracias por las risas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad siempre la supera, sí! Besos Celia

      Eliminar
  2. Me meo con lo del secador. Hombre yo no digo nada, cada uno tiene su momento y su táctica para reflexionar oye, quién soy yo para reírme!
    Las quedadas esas siempre molan, siempre tienen una magia especial, cosas que solo entienden los que la forman, supongo que por eso son tan especiales. Me pierdo bastante con los personajes, pero bueno ye lo que hay.
    Sigues desprendiendo buen rollo y me encanta, y seguro que este Octubre ha traído sacos de cosas geniales.
    Cuídate guapa, un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nos confesáramos todos abiertamente saldrían manías o costumbres para mearse, mientras uno mismo las ve como lo más normal del mundo. Me alegra leerte López!

      Eliminar
    2. Me alegra que alguien se alegre de leerme.
      Cuando todo aposente a ver si hay manera de organizar algo para tomar un refrigerio. Cuídate y saborea toda esa felicidad, te la mereces.
      Besin

      Eliminar
  3. Conozco el caso de un niño que se crio en la pelu de la madre, y para dormir le tienen que poner el secador...
    Somos así...
    Y tu palante ehhh
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja el ser humano es extraordinario Inma!

      Eliminar
  4. Las risas que me he echado, madre mía... A puntito he estado de darle al secador al llegar de currar a casa!
    Me alegro mucho de leerte... ultimamente estaba esto (no me refiero a ti si no a mi blogosfera en general)algo desierto y se echa de menos.
    Y tb me alegro de Leer a Verdades!!!

    Besos a todas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pruebas con el secador ya nos cuentas ;)
      Venga! A ver si se anima el cotarro, también me alegro de leerte. Besos

      Eliminar
    2. Tukiiii!!
      Pues te he dejado comentario a ti también en el blog.
      Estoy en plena vorágine, ya os contaré. A Rose la encontré en Instagram y es lo que más uso... a ger si en unos días aposento y os escribo con calma.

      Un besito pa las dos.

      Eliminar
    3. Eras tú!!! Jajajaja tenía mis dudas pero bueno... nos vemos en Instagram y así nos ponemos cara ;)

      Eliminar
  5. pues salir de la zona de confort ya es mucho... yo ahí sigo, queriendo la magia pero sin fuerzas para enfrentarme a la zona de pánico! lo has descrito perfectamente...

    ResponderEliminar